sábado, 31 de marzo de 2012

Henry Purcell: Día de Santa Cecilia

Cuando comienzo a escribir esta entrada suena en el salón de mis casa las notas " The pale and the purple rose" versión viejuna del contratenor Michael Chance.
Magnífica Oda  "Of old, when heroes thought it base" con la que me fui acercando a este grandioso compositor.
*
Pero no hay nada mejor para festejar el día de Santa Cecilia que una Oda de Henry Purcell. En 1683 Purcell compuso " Welcome to all the pleasures" para festejar el día de Santa Cecilia (22 de noviembre) patrona de los músicos, ese mismo año compuso la Oda "Laudate Ceciliam" -pero en este caso sin coro-, su tercera Oda hay que fijarla en 1685 con "Raise, raise the voice" y finalmente la cuarta (1692) bajo el titulo "Hail, bright Cecilia". Aunque esta fiesta se celebraba todos los años en Londres, aparentemente no se recurrieron los servicios de Purcell hasta 1692 con la creación de esta ultima Oda.
*
En Inglaterra, los homenajes musicales a Santa Cecilia tomó una forma original en 1683 con la fundación de la Sociedad Musical. Esta asamblea de los amantes de la música, profesores y maestros del arte, decidierón que la celebración anual en este día de fiesta, se organizara un servicio divino y un concierto para promover el progreso de "esta ciencia divina".


Esta entrada está dedicada a dos de sus Odas, por no decir mis favoritas. Dentro de la oda Welcome to all the pleasures Z. 339, destacaría tres piezas; La obra se abre con una "Sinfonía" iniciada en los violines, con el soporte del bajo continuo de cellos, contrabajos y clave. Una segunda sección más animada da más importancia a los cellos, en diálogo con los violines.
                                                       

La siguiente pieza es la melancólica aria para contralto "Here the Deities approve the God of Music and of Love" ( escrito sobre un imaginativo basso ostinato que se convierte en un elengatísimo ritornello para cuerdas), la pieza se enlaza con un fragmento con dos sopranos y bajo.
                                                       

Y para finalizar esta selección, Purcell se luce en "Beauty, thou scene of Love" iniciada por la Tiorba. El movimiento esta asignado al tenor solista, cerrando la página un tranquilo ritornello.
                                                      

♪♫♪♫♪♫♪♫♫♪♪♫♫♪♫♪♫♪♪♫♫♪♫♪♫♪♫♫♪♫♪♪♫♫♪♪♫♫♪♫♪♫♫♪♫♫♪♪♫♫♪♫♫♪♪♫♫ ♪♫♫♪♫♪♪♫♪♪♫♫♪♪♫♪♪♫♫♪♪♫♪♪♫♫♪♪♫♪♪♪♫♪♫♫♫♫♫♫♪♫♪


La Oda de Santa Cecilia "Hail, Bright Cecilia" Z. 328 es la más extensa de Purcell: una obra a gran escala en trece movimientos y con un originalísimo ritornello para cuerda que cantaba las alabanzas de Cecilia, la música y los diferentes instrumentos. La obra fue cantada con increíble elegancia por el propio Purcell, -cita Robert King- en la biografía de Purcell.

II. Un breve solo de bajo da paso a la aclamación de Cecilia, a cargo del coro en Hail! Bright Cecilia.
                                                      

VIII. En Wondrous machine! describe de forma espléndida un renqueante órgano por medio de de un basso ostinato, un aria da capo sobre una base de dos compases (destacable el “warbling lute” y la imitación que los oboes realizan de la voz humana). En este caso la dirección del ensayo está a cargo de Marc Minkowski.

                       

IX. En The airy violin el acompañamiento es, naturalmente, dos violines y un bajo, el conjunto clásico del "trío-sonata".
                                                      

XII - XIII. Después de una serie de solos y dúos, que contrasta con el entorno de los instrumentos de obligado, la Oda llega a la conclusión de un triunfante "gran coro" unir todas las voces y la orquesta en un saludo final a Santa Cecilia. Realmente es impresionante este final, consigue crear uno de los mometos más estremecedores de todas las obras a gran escala de Purcell.
                                                 
                                                         Hail! Bright Cecilia
                                                      
                                                        With Rapture of Delight
                                                      

Dos años más tarde Henry Purcell compuso una obra aún más lujosa, un Te Deum y Jubilate, para la misma ocasión. Fue un compositor injustamente olvidado que compuso algo más que su Dido y Eneas. Purcell murió en la víspera del día de Santa Cecilia, 21 de noviembre de 1695.


Referencias biográficas


Henry Purcell
Robert King

Editorial: Alianza Música
ISBN: 9788420685724

sábado, 24 de marzo de 2012

A. Vivaldi: Preludios, Adagios, Largos: Op. I y Op. II


La elegancia que Vivaldi proporcionaba a sus segundos movimientos o -en el caso de las colecciones del Op.1 y Op.2 en sus movimientos (Preludio, Adagio, Largo o Andante)- siempre me han parecido apasionantes, sobre todo por que se caracterizan por movimientos con mucho emotividad y por que también me recuerdan gratamente las primeras audiciones de vivaldi -sin olvidar- Il cimento dell'armonia e dell'inventione Op.VIII  más conocido por Las Cuatro Estaciones, siendo estas las primeras obras del Prete Rosso dentro de mi colección.
*
Por eso, creo la necesidad de mostrar algunos de ellos o al menos darles tanta importancia como al lucimiento notable y vistuosistico de sus movimientos Allegro, Vivace, Presto, o sus danzas Allemanda, Corrente, Gavotta y Giga que tan famoso hacen al veneciano

                                                                                                     OPUS I
                                                                   Doce sonatas en trío para dos violines y bajo continuo
nº 1 RV 73, nº 2 RV 67, nº 3 RV 61, nº 4 RV 66, nº 5 RV 69, nº 6 RV 62, nº 7 RV 65, nº 8 RV 64, nº 9 RV 75, nº 10 RV 78, nº 11 RV 79 y nº 12 RV 63 La Follia

El Op. I de Vivaldi, fue publicado en Venecia por la imprenta de Giuseppe Sala en 1705 y dedicado al conde veneciano de origen bresciano Annibale Gambara. Su verdadera edición original - hoy perdida- datara de 1703 o quizas anterior a 1700, lo que supone como reedición la conocida de 1705 en Amsterdam. Probablemente recoge las más antiguas composiciones del veneciano, época en que Vivaldi era un debutante
*
Las obras del Op. I atestiguan la gran influencia de Corelli, transmitida también a la primera generación de imitadores como ( Gentili, Albinoni, Torelli, Bomporti y un sin número de compositores de la escuela boloñesa o veneciana).
*
 Sin duda alguna una de las mejores de toda la colección del Op. I es la sonata n.º 8 RV 64 en re menor, en la que se ilustran facultades expresivas y excepcionales de Vivaldi. La sonata comienza con un Preludio en la que el primer violín expone una refinada melodía.

                                                

 Dentro de la misma sonata, otro movimiento interesante es su dramático Grave que aporta un sobresaliente patetismo produciendo disonancias sostenidas por un magnético bajo ostinato de ritmo punteado.

                                                

Cerrando la colección, la célebre sonata n.º 12 RV 63, titulada la Follia, en re menor, consistente en una sucesión de 20 variaciones sobre La Follia  ( La Locura) -danza de orígenes ibéricos de la que también escribieron Diego Ortiz ( El Toledano) en su tratado de glosas de 1553, Antonio de Cabezón  (1510-1566), Corelli, Vitali, Albicastro y Marín Marais con su publicación las Folies d´Espagne que fueron compuestas sobre un tema con 31 variaciones, además de muchos otros compositores (desde Bach a Rachmaninov).
El tema es tan famoso, y tan importante para la historia de la música que se puede encontrar en el excepcional sitio web www.folias.nl además de un mapa interactivo con las apariciones del tema de las folias en Europa.

"Vivaldi rinde de esta manera homenaje al viejo maestro Arcangelo Corelli - dice Michael Talbot-.
En 'la follia' -prosigue- Vivaldi se nos muestra, al igual que Liszt y Ravel en siglos posteriores, como un compositor cuya imaginación se ilumina de forma fructífera gracias a la expansión de la técnica instrumental"  (La música instrumental, Capitulo 6,  pag. 118 y 119).

La configuración de la La Follia es diferente del resto de las sonatas de la Opus I. Aquí toda la sonata tiene forma de un tema con variaciones.

                                                  
                                                                                    1ª variación: Adagio
                                                                                    2ª variación: Andante
                                                                                    3ª a la 8ª variación: Allegro
                                                                                    9ª variación: Adagio
                                                                                   10ª variación: Vivace
                                                                                   11ª variación: Allegro
                                                                                   12ª variación: Larghetto
                                                                                   13ª y 14ª variación: Allegro
                                                                                   15ª variación: Adagio
                                                                                   16ª a 20ª variación: Allegro

Vivaldi saca expresivo partido al hecho de contar con tres partes- en lugar de las dos de Corelli- y despliega una escritura dramática y virtuosísta. (ejemplo 1 y 2)
En la variación nº 1 melodía armonizada, en las (vars. nº 4, 5-7, 9 y 11 imitación libre de los dos violines), en (vars. nº 2, 13, 17, 19 y 20 conducta paralela entre los dos violines), (conducta solista para el primer violín vars. nº 10, 12, 15 y 16),  y en la (var. nº 14 protagonismo del bajo) e integración concertante de las tres partes (vars. nº 3, 8 y 10).
             
                                                                          1. Antonio Vivaldi Sonata Op.I nº 12 de (1705)
                                                                    2.  Arcangelo Corelli,  Sonata Op. 5, nº 12 (1700)

Versión discográfica utilizada

Salvatore Accardo, Franco Gulli, Bruno Canino, Rohan de Saram













Otras versiónes recomendadas

-- Ensemble Aurora, Enrico Gatti- Glossa
-- Véronique Méjean, Käthi Gohl & Jesper Christensen
    Ensemble 415, Chiara Banchini- Harmonia Mundi
-- Próximo lanzamiento diverdi.con Naïve y la Op.1 de Vivaldi

Biografía

--Michael Talbot, Vivaldi, Editorial Alianza, Madrid, 1990
--Pablo Queipo de Llano, El furor del Prete Rosso, Editorial A. Machado 2005
--Venecia, Vivaldi y las sonatas Op. 1 + Libro, Contribuciones de Michael Talbot, Adriano Olivieri, Alessandro Borin, Stefano Russomanno y Enrico Gatti.
Referencias: La Folia -1490-1701- folleto en el disco Alia vox, 1998.

♪♫♪♫♪♫♪♫♫♪♪♫♫♪♫♪♫♪♪♫♫♪♫♪♫♪♫♫♪♫♪♪♫♫♪♪♫♫♪♫♪♫♫♪♫♫♪♪♫♫♪♫♫♪♪♫ ♫ ♪♫♫♪♫♪♪♫♪♪♫♫♪♪♫♪♪♫♫♪♪♫♪♪♫♫♪♪♫♪♪♪♫♪♪♫♫♫♫♫♫



                                                                                                      OPUS  II
                                                                                Doce sonatas para violín y bajo continuo
nº 1 RV 27, nº 2 RV 31, nº 3 RV 14, nº 4 RV 20, nº 5 RV 36, nº 6 RV 1, nº 7 RV 8, nº 8 RV 23, nº 9 RV 16, nº 10 RV 21, nº 11 RV 9 y nº 12 RV 32.

El Opus II de Vivaldi fue publicado en Venecia a principios de 1709 -y dedicado al rey Federico IV de Dinamarca y Noruega, que en esas fechas asistía de incógnito (con la ayuda de la ritual máscara) al Carnaval veneciano- por la imprenta de Antonio Bartoli. Las doce sonatas que componen la opera seconda del PRete Rosso fueron compuestas para violín y clave. Sin embargo, en el anuncio de 1708 de Bartoli aparecen destinadas para violín y violonchelo, formación ésta, muy en boga en la Italia de 1700.
Resulta especialmente adecuado el empleo conjunto del instrumento melódico (violonchelo) y el armónico (clave) en favor de una más completa realización del bajo, que aúne la armonización del teclado y la permanente línea melódica del bajo en la cuerda frotada del chelo.
*
Vivaldi despliega un refinamiento extraordinario además de una impronta lírica, dramática y poética que se antoja francamente inédita hasta entonces, algo que, unido al rigor de la escritura resulta excepcional y revolucionario, solo se podría encontrar paragón alguno con las sonatas Op.I del veronés E.F. Dall´Abaco de 1708.
*
La magnífica sonata n.º 1 RV 27 en sol menor que inicia la colección se abre con un esplendido Preludio marcado como ( Andante) que presenta frases dialogadas entre violín y bajo, cuyo patetismo va creciendo conforme avanza la página.

                                                    

La sonata n.º 5 en si menor RV 36 comienza con un grave Preludio de gran lirismo, con el violín entonando dramáticas frases, intensamente respondidas por el bajo y proporcionando a la página una atmósfera dolorosa.

                                                    

La sonata n.º 7 RV 8 en do menor comienza con un apasionado Preludio -otra de las joyas del Op.II- nueva muestra de la inagotable inventiva melódica vivaldiana, en la ella se entrelaza el violín y el bajo en un memorable diálogo imitativo de preguntas y respuestas.

                                                    

Cerrando la colección, la sonata n.º12 RV 32 en la menor, que a diferencia de las demás expuestas en esta entrada, ofrece en su segunda página un Capriccio marcado con la indicación de (Presto) con un espectacular virtuosismo -sin duda alguna Vivaldi homenajeó a su propia destreza técnica en este movimiento- con el que se anticipa los brillantes artificios de L´estro armónico, Op. III.

                                                    


Versión discográfica utilizada

Salvatore Accardo, Bruno Camino, Rohan de Saram
Grabado en Amsterdam 10/1977 - Philips 1991












Biografía

--Michael Talbot, Vivaldi, Editorial Alianza, Madrid, 1990
--Pablo Queipo de Llano, El furor del Prete Rosso, Editorial A. Machado 2005
-- Folleto del disco Philips Op.II,  por Michael Talbot (1991)

Otras grabaciones en mi colección Vivaldi

Vivaldi Op. I, Enrico Gatti/ Ensemble Aurora
Vivaldi OP. II, Enrico Gatti/ Ensemble Aurora

sábado, 17 de marzo de 2012

J. D. Zelenka: De Profundis - Miserere - Requiem


Zelenka, el místico bohémio del virtuosismo, fue un visionario con una imaginación desbordante, su gusto por lo novedoso y lo inesperado hacen de Zelenka uno de los compositores más admirados de su época.
*
Su música reserva grandes sorpresas al melómano con su extrema sabiduria en el arte de las formas fugadas y melodías que se me antojan pegadizas a más no poder.


Su vasta obra sacra está repleta de obras maestras, y en este caso mi especial mención a su Requien en re menor ZWV 48 -grabación que os muestro en este estupendo disco editado en el 2000 - pero que no deja de ser una de mis grabaciones preferidas dentro del repertorio de Zelenka- a pesar de tener la versión por Ensemble Barroque 1994 conducido por Roman Válek, disco editado en 1995.
*
Otra de sus joyas es el Miserere en do menor ZWV 57 que igualmente venía en el contenido de la versión de 1995 antes mencionada. Su movimiento inicial es una adaptación coral de una pieza cien años más antigua, un Ricerdare para órgano de Frescobaldi. El movimiento inicial es apabullante y con una gran contundencia rítmica instrumental que te deja eclipsado, o puede irritarte, eso es solo cuestión de gusto.

                             

De Profundis en re menor ZWV 50 es la más antigua de las tres piezas, compuesta en 1724 para el funeral en memoria de su padre -organista y maestro en una escuela cerca de Praga-, y es la más sencilla de las tres obras con 13 minutos de duración.

El registro que da Il Fondamento dirigido por  Paul Donmbrecht es impecable.

Otras grabaciones en mi colección Zelenka:








domingo, 11 de marzo de 2012

Corelli´s Legacy: Musica Antiqua Roma/ Ricardo Minasi

                                                                                 ¡¡Bendita locura!!  Corelli y compañia.


Cuando paso revista a mi colección de discos, pienso en la gran cantidad de cd´s que dejé de comprar en su momento. Corelli´s Legacy era de esos discos que te dejas en el tintero, pues bien, esta magnífica grabación ha llegado a mis manos hace unas semanas, así que, después de unas cuantas escuchas solo puedo decir que la grabación es una maravilla.

La imitación son los ingredientes básicos de las sonatas recogidas en este Corelli´s Legacy. El recorrido empieza con la sonata Op.5 nº.9 del maestro Corelli, pero en la versión abundantemente ornamentada cuatro décadas después (1740) por su alumno Francesco Geminiani.

I. Preludio Largo


II. Giga Allegro


III. Adagio


IV. Tempo di Gavotta, Allegro


El gran maestro de Fusignano fue el compositor que más influencia tuvo en la generación posterior por todos los rincones de Europa. El más famoso -como ya he comentado- fue su alumno Francesco Geminiani y otros bien conocidos como Mossi, Locatelli, Visconti, Carbonelli, Castrucci o Montanari, destacando las páginas de los tres últimos como piezas hasta ahora no grabadas.

Giovanni Stefano Carbonelli, Sonata op.1 n.2 in D min
Giovanni Mossi, Sonata op.1 n.5 in B min
Gasparo Visconti, Sonata op.2 n.5 in E min
Prospero Castrucci, Sonata op.1 n.4 in G min
Pietro Antonio Locatelli, Sonata op.8 n.10 in A maj

Antonio Locatelli, el más célebre de los autores aquí seleccionados, se atreve a situar al violonchelo en el mismo plano de importancia que el violín en su sonata op.8 nº 10 y Antonio Montanari firma con la Giga senza basso, la única pieza de escrita para violín sin acompañamiento de bajo continuo.



El ensemble Musica Antiqua Roma hace un trabajo soberbio, como es habitual en la escuela historicista italiana. Ricardo Minasi explota con virtuosismo no pareciendo humano en el Giga senza Basso de Montanari. Sus trabajos siempre me han parecido deslumbrante (me viene a la cabeza las sonatas de Veracini con el sello Sony/HDM), y es que el esplendor tímbrico de su violín David Tecchler construido en Roma en 1730 es impecable.

miércoles, 7 de marzo de 2012

Arcangelo Corelli: Sonata da Chiesa Op.III / Sonate Postume

♫ Arcangelo Corelli ♫

(Fusignano, Italia, 1653-Roma, 1713) Compositor italiano. Provenía de una familia terrateniente de prestigio. Siendo muy joven se trasladó a Bolonia alrededor de 1670, ciudad en la cual estudió violín con destacados maestros. En la misma Bolonia Corelli entro a pertenecer a la Accademia Filarmónica, adoptando el sobrenombre de Il Bolognese, nombre que figura en sus primeras publicaciones.
*
En 1675 pasó a Roma, e inmediatamente ganó cierta notoriedad, lo que le valió ser recibido por la reina Cristina de Suecia y entrar al servicio del cardenal Pietro Ottoboni.
*
Se dedicó a la dirección musical y a la composición, creando una obra escasa pero de gran valor e influencia en la historia de la música. Su obra es, en cierto modo, insólita para la época, pues dedicó sus esfuerzos exclusivamente a la música instrumental, con preferencia al violín, obviando la música dramática.


Su obra alcanza la madurez del estilo barroco italiano, con la culminación del Concerto grosso y la composición de la forma sonata preclásica, que tan importante iba a ser a lo largo del siglo XVIII.
Corelli fue el primer compositor que alcanzó la fama musical sin dedicarse a la música vocal.
*
En 1681 publicó su primera colección de sonatas en forma de trío, destinadas a tocarse en iglesia "da Chiesa", la segunda colección en (1685), la tercera -que es la grabación que presento- en (1689) Roma, posteriormente llegaría la cuarta colección de sonatas en (1694) y la más famosa la Op.V en (1700) -en la que introduciría la famosa sonata nº. 12  La Follia- y finalmente sus célebres concerti grossi Op.VI, publicados póstumamente en 1714.
*
La grabación de Enrico Gatti/Esemble Aurora incluye 12 sonatas en trío (dos violines y bajo continuo) da chiesa, completada con los seis tríos no publicados y, como guinda, la espléndida sonata para trompeta.
Y como siempre una pequeña selección:



                                                                            Sonata nº. II en re mayor  I. Grave
                                                        

                                                                            Sonata nº. VII en mi menor   IV. Allegro
                                                        

                                                                            Sonata nº. X en la menor  II. Allegro
                                                        


Enrico Gatti propone una lectura ideal conjugando una enorme expresividad en los tiempos lentos con una perfecta animación (pero sin precipitación),  los tiempos rápidos son muy elegantes y siempre resaltando la perfección de Corelli.
*
Nacido en 1955 en Perugia, Italia, Enrico Gatti se ha dedicado al estudio del siglo XVII y el repertorio del siglo XVIII.
Él dirige el Ensemble Aurora, que se fundó en Italia en 1986 para promover aún más el estudio e interpretación del patrimonio musical italiano. La grabación completa del Op.III Corelli obtuvo el Diapason d'Or de l'année en 1998.
*
Os aréis cargo que es difícil hacer una selección de casi 133 minutos de este doble cd, pero me gustaría destacar la sonata postuma en sol menor, es una autentica joyita.


                                                                         Sonata postuma en sol menor WoO 9,  III. Grave
                                                       

                                                                         Sonata nº. XII en la mayor  II. Vivace
                                                       

                                                                         Sonata nº. IV en si menor  I. Largo
                                                       

                                                                        Sonatanº. IV en si menor  III. Adagio
                                                       

                                                                        Sonata postuma en re mayor WoO 4  II. Allegro
                                                       

A mi modo de ver resulta una grabación incomparable, tanto en la calidad del sonido como en la inmensa altura técnica y musical de esta interpretación, y es que Enrico Gatti está considerado como una autoridad interpretando a Corelli.
El violín que se utiliza en esta grabación se hizo a mano en 1652 por Niccoló Amati -maestro de Antonio Stradivarius-  es sin duda alguna el violín más venerado de la familia Amati.