domingo, 11 de marzo de 2012

Corelli´s Legacy: Musica Antiqua Roma/ Ricardo Minasi

                                                                                 ¡¡Bendita locura!!  Corelli y compañia.


Cuando paso revista a mi colección de discos, pienso en la gran cantidad de cd´s que dejé de comprar en su momento. Corelli´s Legacy era de esos discos que te dejas en el tintero, pues bien, esta magnífica grabación ha llegado a mis manos hace unas semanas, así que, después de unas cuantas escuchas solo puedo decir que la grabación es una maravilla.

La imitación son los ingredientes básicos de las sonatas recogidas en este Corelli´s Legacy. El recorrido empieza con la sonata Op.5 nº.9 del maestro Corelli, pero en la versión abundantemente ornamentada cuatro décadas después (1740) por su alumno Francesco Geminiani.

I. Preludio Largo


II. Giga Allegro


III. Adagio


IV. Tempo di Gavotta, Allegro


El gran maestro de Fusignano fue el compositor que más influencia tuvo en la generación posterior por todos los rincones de Europa. El más famoso -como ya he comentado- fue su alumno Francesco Geminiani y otros bien conocidos como Mossi, Locatelli, Visconti, Carbonelli, Castrucci o Montanari, destacando las páginas de los tres últimos como piezas hasta ahora no grabadas.

Giovanni Stefano Carbonelli, Sonata op.1 n.2 in D min
Giovanni Mossi, Sonata op.1 n.5 in B min
Gasparo Visconti, Sonata op.2 n.5 in E min
Prospero Castrucci, Sonata op.1 n.4 in G min
Pietro Antonio Locatelli, Sonata op.8 n.10 in A maj

Antonio Locatelli, el más célebre de los autores aquí seleccionados, se atreve a situar al violonchelo en el mismo plano de importancia que el violín en su sonata op.8 nº 10 y Antonio Montanari firma con la Giga senza basso, la única pieza de escrita para violín sin acompañamiento de bajo continuo.



El ensemble Musica Antiqua Roma hace un trabajo soberbio, como es habitual en la escuela historicista italiana. Ricardo Minasi explota con virtuosismo no pareciendo humano en el Giga senza Basso de Montanari. Sus trabajos siempre me han parecido deslumbrante (me viene a la cabeza las sonatas de Veracini con el sello Sony/HDM), y es que el esplendor tímbrico de su violín David Tecchler construido en Roma en 1730 es impecable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario