sábado, 31 de marzo de 2012

Henry Purcell: Día de Santa Cecilia

Cuando comienzo a escribir esta entrada suena en el salón de mis casa las notas " The pale and the purple rose" versión viejuna del contratenor Michael Chance.
Magnífica Oda  "Of old, when heroes thought it base" con la que me fui acercando a este grandioso compositor.
*
Pero no hay nada mejor para festejar el día de Santa Cecilia que una Oda de Henry Purcell. En 1683 Purcell compuso " Welcome to all the pleasures" para festejar el día de Santa Cecilia (22 de noviembre) patrona de los músicos, ese mismo año compuso la Oda "Laudate Ceciliam" -pero en este caso sin coro-, su tercera Oda hay que fijarla en 1685 con "Raise, raise the voice" y finalmente la cuarta (1692) bajo el titulo "Hail, bright Cecilia". Aunque esta fiesta se celebraba todos los años en Londres, aparentemente no se recurrieron los servicios de Purcell hasta 1692 con la creación de esta ultima Oda.
*
En Inglaterra, los homenajes musicales a Santa Cecilia tomó una forma original en 1683 con la fundación de la Sociedad Musical. Esta asamblea de los amantes de la música, profesores y maestros del arte, decidierón que la celebración anual en este día de fiesta, se organizara un servicio divino y un concierto para promover el progreso de "esta ciencia divina".


Esta entrada está dedicada a dos de sus Odas, por no decir mis favoritas. Dentro de la oda Welcome to all the pleasures Z. 339, destacaría tres piezas; La obra se abre con una "Sinfonía" iniciada en los violines, con el soporte del bajo continuo de cellos, contrabajos y clave. Una segunda sección más animada da más importancia a los cellos, en diálogo con los violines.
                                                       

La siguiente pieza es la melancólica aria para contralto "Here the Deities approve the God of Music and of Love" ( escrito sobre un imaginativo basso ostinato que se convierte en un elengatísimo ritornello para cuerdas), la pieza se enlaza con un fragmento con dos sopranos y bajo.
                                                       

Y para finalizar esta selección, Purcell se luce en "Beauty, thou scene of Love" iniciada por la Tiorba. El movimiento esta asignado al tenor solista, cerrando la página un tranquilo ritornello.
                                                      

♪♫♪♫♪♫♪♫♫♪♪♫♫♪♫♪♫♪♪♫♫♪♫♪♫♪♫♫♪♫♪♪♫♫♪♪♫♫♪♫♪♫♫♪♫♫♪♪♫♫♪♫♫♪♪♫♫ ♪♫♫♪♫♪♪♫♪♪♫♫♪♪♫♪♪♫♫♪♪♫♪♪♫♫♪♪♫♪♪♪♫♪♫♫♫♫♫♫♪♫♪


La Oda de Santa Cecilia "Hail, Bright Cecilia" Z. 328 es la más extensa de Purcell: una obra a gran escala en trece movimientos y con un originalísimo ritornello para cuerda que cantaba las alabanzas de Cecilia, la música y los diferentes instrumentos. La obra fue cantada con increíble elegancia por el propio Purcell, -cita Robert King- en la biografía de Purcell.

II. Un breve solo de bajo da paso a la aclamación de Cecilia, a cargo del coro en Hail! Bright Cecilia.
                                                      

VIII. En Wondrous machine! describe de forma espléndida un renqueante órgano por medio de de un basso ostinato, un aria da capo sobre una base de dos compases (destacable el “warbling lute” y la imitación que los oboes realizan de la voz humana). En este caso la dirección del ensayo está a cargo de Marc Minkowski.

                       

IX. En The airy violin el acompañamiento es, naturalmente, dos violines y un bajo, el conjunto clásico del "trío-sonata".
                                                      

XII - XIII. Después de una serie de solos y dúos, que contrasta con el entorno de los instrumentos de obligado, la Oda llega a la conclusión de un triunfante "gran coro" unir todas las voces y la orquesta en un saludo final a Santa Cecilia. Realmente es impresionante este final, consigue crear uno de los mometos más estremecedores de todas las obras a gran escala de Purcell.
                                                 
                                                         Hail! Bright Cecilia
                                                      
                                                        With Rapture of Delight
                                                      

Dos años más tarde Henry Purcell compuso una obra aún más lujosa, un Te Deum y Jubilate, para la misma ocasión. Fue un compositor injustamente olvidado que compuso algo más que su Dido y Eneas. Purcell murió en la víspera del día de Santa Cecilia, 21 de noviembre de 1695.


Referencias biográficas


Henry Purcell
Robert King

Editorial: Alianza Música
ISBN: 9788420685724

No hay comentarios:

Publicar un comentario